domingo, 14 de diciembre de 2008

¿SANTANDER O BARCELONA? ¡¡¡ SANTANDER Y BARCELONA !!!


Mi amigo Toño The Highlander, entre Santander y La Vega de Pas, pero con palacio propio en Vía Garibaldi de Génova, me dice:

Yo pensaba que tu relación con nosotros era algo más intensa que haber veraneado en Santander.

Pensaba que tenías la suerte de ser cántabro por parte materna y que por tus venas corría la misma sangre que la de los artistas de Altamira (a lo mejor por eso te gusta tanto la pintura..) o la del propio Corocota. De esta tierra brumosa, frontera sur del mundo céltico atlántico, que algunos amigos tuyos intentamos defender.


LE CONTESTO:

Tienes razón. Santander es más que veraneo. Pero ¿cómo describirlo? Es difícil. En realidad, uno no se siente ni de aquí ni de allá. De los dos sitios quizá. No sé si más de c/ Rosellón o de c / Castelar; de Vallvidrera y Sarriá, y el colegio y los amigos o del Sardinero, y los primos y los amigos también; de Estudio o de La Librería Francesa; de la Pedreñera o del Gótico.

El PSC me atrae más que el PRC, quizá porque lo conozco más. Me gusta que mi padre fuese monárquico y liberal y antifranquista; pero soy abogado, porque vi actuar a mi tío Julio. Me atrae más La Vega de Pas que La Cerdaña. Odio Lérida, pero Castro Urdiales me dice poco.

Románico hay en los dos sitios ¿no? Me gusta en Castañeda y en Seu d'Urgell, me encanta en Santillana y en Sant Pere de Roda.

Si pienso en mi comida favorita, salen primero las alubias y la merluza rebozada; pero en seguida viene el pa amb tomàquet i pernil. Y Beth es Barcelona, desde hace muchísimos años; más de treinta.

Bueno, uno no es exactamente de dónde quiere, sino de donde se siente ¿no? Yo me siento de ambos sitios.


TOÑO ME REPLICA:

Estoy totalmente de acuerdo con tu correo, cada uno es de donde quiere.

Sí tengo que decirte que, cuando leí tu blog, me pareció encontrarte lejísimos de nosotros. Ese fue el motivo de mi comentario. Bueno, ese y que supongo no esperabas que reaccionase de otra forma; ya sabes que estoy en una fase de abducción total. El caso es que aunque lo se, no quiero poner medios para evitarlo.

¿Cómo no voy a entender que estés mas cerca del PSC que del PRC? lo contrario sería un disparate o algo tan ridículo como lo que acaba de hacer este Fuster.

En mi caso, siguiendo con la simetría, estoy más cerca del PRC que del PSC; aquí también es PSC. Pero qué otra cosa puede hacer en Cantabria alguien que prefiere tomar unas cervezas en Edimburgo antes que en Sevilla, al que el paisaje de Cornualles le motiva más que el de Alicante, y que se siente más a gusto en Barcelona que en Madrid?

Como verás necesito irme una temporada a California

YO LE DIGO:

Quizá tengo mejores recuerdos de Santander. Pero sé que mi sitio es Barcelona: Beth, trabajo, política. Unas vivencias muy determinadas (Amnesty, PSC, catequesis) han pasado aquí.

Quedan las vivencias que pasé y los amigos, que se mantienen inamovibles. .... En fin: es complicado. No quiero renunciar a ninguna de ambas raíces: ni al cacaolat sentado en el Bar Lezo, ni al pincho de tortilla en La Austriaca. Ni a ninguna de las dos realidades presentes.

Hablando de eso, es muy enriquecedor el juego Barcelona / Santander.

CONTESTA MI AMIGO TOÑO:

El juego Santander-Barcelona es bárbaro. En realidad, representa la diferencia entre el mundo atlántico y el mediterráneo y nosotros tenemos la suerte saber disfrutar de los dos.

Para ti, el mediterráneo es el habitual y nosotros somos esa alternativa tan diferente, en mi caso, evidentemente, es lo contrario. Para mí, entrar en contacto con Barcelona supuso que mi "ciudad grande" de referencia fuese ella y no Madrid, que es la referencia más generalizada en Santander.

La diferencia entre los estímulos que se reciben de ambas ciudades no los vamos a descubrir ahora.
Publicar un comentario

REMBRANDT VAN RIJN

REMBRANDT VAN RIJN